Pasta fresca al huevo

Pasta fresca al huevo

Pasta fresca al huevo

La pasta… dónde quedará cuando era un plato rápido que te hacías para salir del paso y no querías manchar mucho. Calentabas algo de tomate, ponías queso rallado por encima y listo. Bueno, si que recuerdo cuando empecé a comer pasta fresca casera y fue gracias a mi padre, como tantos otros platos o estilos de cocina. Empezó a probar en este mundo de las harinas y de repente cada semana hacía pasta nueva, unas veces lingune, otras ravioli, raviolones, lasagne normal, calabresa, y así puedo estar un rato nombrando tipos, rellenos y salsas.

Pasta fresca

Pasta fresca

A partir de ese momento me abrió un universo nuevo y descubrí el avismo que hay entre comprar pasta y hacértela tu mismo. No solo por el sabor, que es más que evidente, sino por el hecho de partir de cero y una hora más tarde ya puedes estar disfrutando de esta delicia con cientos de combinaciones diferentes en formas, colores, rellenos, sabores, salsas… y lo mejor es que te abre todas las posibilidades del mundo para inventarte platos.

Es la cosa más sencilla que hay, de verdad, probad un día a hacerla y me decís qué os parece. Y si tienes niños implícales para que se diviertan, así poco a poco les vas metiendo en la cocina.


RECETA DE PASTA FRESCA

Cantidad: 2 personas
Dificultad: Fácil
Tiempo: 1 hora

La receta es para dos personas pero es tan sencillo como calcular 100gr de harina + 1 huevo por persona.
Los huevos deben estar a temperatura ambiente.

Ingredientes

– Opción 1
200 gr. harina de repostería
2 huevos frescos M ó 4 yemas
1 cucharita de agua

– Opción 2
100 gr harina de repostería
100 gr semolina de trigo
1 cucharita de agua

Utensilios

  • Cacerola
  • Rodillo o Máquina de pasta

 

 

Elaboración de la masa

  1. Ponemos la harina en un bol / cuenco o en una superficie lisa, preferiblemente una tabla o mesa de madera.
  2. Hacemos un agujero en el centro como si fuese un volcán.
  3. Agregamos los huevos
  4. Con la ayuda de un tenedor vamos mezclando la harina de los laterales con el huevo, poco a poco desde el centro hacia afuera hasta que se hayan integrado bien.
  5. Sacamos la masa del cuenco y empezamos a amasarla con las manos. Hacemos fuerza con la parte inferior de la palma de la mano, empujando la masa hacia abajo y hacia adelante para estirarla y la doblamos sobre sí misma hacia nosotros.
  6. Esto lo repetimos hasta que la masa haya dejado de tener grumos y esté firme y homogénea.
  7. Durante el amasado, si vemos que la masa está demasiado seca podemos echar un poco de agua templada (una cucharita) y continuar amasando.
  8. Si ya hemos conseguido la textura deseada hacemos una bola con la masa y la envolvemos en papel film para que repose entre 1 hora y 30 mins. mínimo.

Elaboración del estirado

Manual (con rodillo)

  1. Espolvoreamos harina sobre una superficie lisa.
  2. Con la ayuda de un rodillo vamos estiramos la masa hasta conseguir una lámina de masa, la doblamos y volvemos a estirar.
  3. Este proceso lo repetiremos hasta que consigamos una lámina muy fina y lisa.

Máquina de pasta

  1. Espolvoreamos harina sobre una superficie lisa.
  2. Con la ayuda de un rodillo estiramos la masa hasta conseguir un grosor similar al nivel de mayor grosor de la máquina (el más abierto).
  3. Pasamos la lámina de masa por la máquina al nivel más abierto y doblamos por la mitad la masa.
  4. Volvemos a repetir esto cada vez reduciendo un nivel hasta conseguir el grosor deseado.
    Consejos:
    · Para que la lámina de masa no se pegue es importante espolvorearla de harina.
    · Si es demasiado larga es aconsejable cortarla en varios trozos para que sea más fácil de manejar y porque va a seguir alargándose según vayamos reduciendo el grosor de la máquina.
    · Si en algún momento se nos rompe la masa, simplemente la doblamos y empezamos a repetir la operación.

Consejos

  • Puedes hacer pasta de colores y sabores diferentes, simplemente añadiendo productos como tinta de calamar, pulpa de remolacha cocida, espinacas, azafrán, etc.
  • Las cantidades son orientativas ya que depende de la temperatura del ambiente y la humedad, por eso habrá alguna ocasión que necesitaremos añadir un poco de agua en el amasado.
  • Si vas a hacer pasta rellena es recomendable sustituir el huevo (clara + yema) por dos yemas. Esto es muy útil para saber cuándo es el punto de cocción porque flotan cuando están al dente. La relación es por cada huevo que fueramos a usar lo sustituimos por 2 yemas.

author-avatar

Cocinar y comer mejor en compañía. Y viajar todo lo que se pueda...

No Replies to "Pasta fresca al huevo"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.

     

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies