Raviolón relleno de queso ricotta, espinaca y huevo de codorniz

Raviolón relleno de queso ricotta, espinacas y huevo de codorniz

Raviolón relleno de queso ricotta, espinacas y huevo de codorniz

Si ya te has animado a hacer la masa de pasta fresca y además has probado a hacer varias cositas diferentes, entonces prueba con esta delicia de plato el “raviolón relleno de queso ricotta, espinaca y huevo de codorniz“. Este último ingrediente puede ser opcional pero si lo incluyes vas a gozarlo mucho..

Como ya dijimos en la receta de la pasta fresca, las posibilidades de hacer platos diferentes, de inventar, mezclar y reinventar son infinitas con la pasta. En este caso se trata de una pasta rellena con varios ingredientes que igualmente puedes variar y adaptarlo a tu gusto, en eso consiste la cocina. A mi me gusta añadirle también piñones o nueces machacadas un poco en mortero, que te encuentres con el trocito cuando masticas para que te de ese sabor a fruto seco. Idem con las salsas, abiertas a tu paladar y tus gustos. En esta receta hacemos una salsa de calabacín pero lo mejor es improvisar y tratar de hacer cosas nuevas.

Este plato lo suele hacer mi padre, un loco de la pasta como yo. Ya os dije que fue quien me abrió las puertas de este tipo de cocina, así que aquí os dejo la receta.


RECETA RAVIOLÓN RELLENO DE QUESO RICOTTA, ESPINACA Y HUEVO DE CODORNIZ

Cantidad: 2 a 3 personas
Dificultad: Media
Tiempo: 1,5 horas (contando con hacer la pasta)

Ingredientes

– Pasta Fresca (receta)

– Relleno

  • 100 gr. queso ricotta
  • 100 gr. espinaca baby fresca
  • Huevos de codorniz (1 por raviolón)
  • 30 gr. queso parmesano
  • 3 nueces
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta negra molida

– Salsa de calabacín

  • 80 gr. de mantequilla
  • 1 calabacín

Utensilios

Máquina de pasta
Bol
Cuchillo
Tenedor
Sartén grande
Sartén mediana
Cacerola grande
Espumadera

 

Preparación

Para hacer la pasta: Preferiblemente hacer la pasta rellena solo con la yema de los huevos (sin las claras), de esta forma cuando la introduzcamos en el agua hirviendo y esta suba a la superficie, significa que está en su punto.

Para hacer el relleno: en una sartén a fuego alto le añadimos unas gotas de aceite e incorporamos las espinacas baby lavadas y ligeramente humedecidas con un poco de sal, removemos hasta que reduzcan completamente (3 mins. aprox.), las escurrimos muy bien, las picamos hasta convertirlas en casi una pasta y dejamos que enfríen. (Si es necesario las aplastamos para que suelten todo el agua que tienen).
En un mortero echamos los piñones o nueces y machacamos suavemente para no convertirlo en polvo.

Para hacer la salsa: Pelar un calabacín y picar la cáscara en brunoise. Solo vamos a utilizar la cáscara.

Elaboración

  1. En un bol mezclamos el queso ricotta con las espinacas picadas, las nueces (o piñones), la sal, la pimienta y un poco de nuez moscada, suavemente con un tenedor para no calentar el queso, hasta conseguir una mezcla homogénea y “rica de sabor”. Y dejamos que repose mientras continuamos con la pasta.
  2. Estiramos la masa de pasta hasta el último nivel de la máquina incorporando apenas un poco de harina, la suficiente como para que no se nos pegue pero que quede suficientemente elástica.
  3. Cortamos en cuadrados de unos 8×8 cm2 (pueden ser círculos) y con la ayuda de una cuchara rellenamos cada cuadrado con la mezcla de ricotta y espinacas.
  4. Hacemos un hoyo en el centro del relleno, lo suficientemente grande como para que nos quepa la yema y la clara del huevo o parte de esta, (no pasa nada si se desborda un poco la clara).
  5. Con cuidado abrimos el huevo de codorniz con la ayuda de una puntilla o cuchillo pequeño y volcamos el interior encima del hoyo que hemos hecho.
  6. Para sellar bien los raviolones mojamos la yema de un dedo con agua y repasamos los bordes. Seguidamente le colocamos encima el otro lado del raviolón presionando los bordes bien para que queden sellados.
  7. Dejamos los raviolones secar en una fuente espolvoreándolos con harina.
  8. Para cocinar la pasta rellena ponemos una cacerola grande con abundante agua a hervir y echamos una pizca de sal generosa cuando entre en ebullición.
  9. Una vez el agua esté hirviendo echamos los raviolones al agua y los dejamos hervir durante 2-3 minutos.
  10. Mientras tanto ponemos una sartén grande con la matequilla a calentar a fuego medio/alto.
  11. Cuando se haya derretido la mantequilla le echamos la piel del calabacín picado con una pizca de sal y vamos removiendo sin que se nos queme.
  12. Una vez tengamos la pasta lista, con ayuda de una espumadera, vamos sacando de la cacerola cada raviolón relleno y los echamos a la sartén.
  13. Les damos un par de meneos suaves con el fuego medio/alto en la sartén para que se empapen bien de la salsa y servimos en una bandeja.
  14. Salpimentamos, rallamos un poco de queso parmesano por encima y ¡¡listo!!
  15. Cuando los abras por la mitad verás como sale la yema espesa del huevo e impregna el raviolón…

Consejos

  • Puedes hacer el ravilón relleno perfectamente sin el huevo de codorniz.
  • Y si te parecen demasiado grandes haz raviolis de un tamaño más pequeño y te ayudas de dos cucharas de postre para rellenarlos.

author-avatar

Cocinar y comer mejor en compañía. Y viajar todo lo que se pueda...

No Replies to "Raviolón relleno de queso ricotta, espinaca y huevo de codorniz"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.