Tomate frito casero

 

Tomate frito casero - El lunes cierro el pico

Tomate frito casero

El tomate frito casero es una salsa que es un imprescindible para cualquier despensa. La base o acompañamiento para muchas recetas que normalmente se utiliza de brick pero la diferencia en sabor es enorme, incluyendo lo sano y natural respecto a los otros.

Lo puedes usar para muchísimas recetas como el bonito con tomate, albóndigas, pizzas, calzone, lasagne, relleno de empanada, empanadillas, lentejas, cualquier tipo de pasta, arroz a la cubana, canelones, berenjenas rellenas, melanzane, moussaka, salsa boloñesa… un sin fin de platos donde disfrutar de esta salsa.

En verano, cuando se da el tomate en la huerta de mis padres, a parte de disfrutarlo de todas las variedades que se plantan y en grandes cantidades, siempre es un buen momento para preparar esta salsa y almacenarla en la despensa para ir utilizándola más adelante.

Esta receta casera es la que ha hecho mi madre toda la vida, es a la que estoy acostumbrado desde pequeño pero siempre puedes variar algún ingrediente o probar a echar alguno nuevo para darle diferente sabor.

Lo mejor para conservarlo es tener varios botes, previamente esterilizados en agua hirviendo, para poder almacenarlos al vacío y que se conserven más tiempo.


RECETA SALSA DE TOMATE FRITO CASERO

Cantidad: 2 litros
Dificultad: muy fácil
Tiempo: 2,5 horas

Ingredientes

  • 2 Kg de tomates o 3 latas de tomate natural grandes
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva VE
  • 1 cucharita de azúcar

Utensilios

  • Cuchillo bien afilado
  • Pasapurés
  • 2 cacerolas grandes

Preparación

  • Limpiar bien los tomates y cortarlos en dados, no les quitamos la piel.
  • Pelar las cebollas y cortarlas en juliana.
  • Pelar los dientes de ajo y los laminamos.

Elaboración

  1. Poner a fuego medio bajo una cacerola grande y echar un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra a calentar.
  2. Cuando el aceite esté caliente ponemos los ajos, la cebolla y la zanahoria a pochar.
  3. Cocinamos aproximadamente unos 15 minutos hasta que la cebolla esté pochadita, casi caramelizada.
  4. Añadimos el tomate y lo dejamos cocinar durante una hora aproximadamente hasta que se evapore el agua y se fría un poco.
  5. Echamos una pizca generosa de sal, una cucharita de azucar y un poco de pimienta negra molida y removemos bien.
  6. Lo dejamos un par de minutos más y transcurrido este tiempo pasamos todo por el pasapurés.
  7. ¡¡Así de fácil!!

Conservación

  1. Para poder conservarla durante un largo tiempo lo mejor colocar unos botes en agua hirviendo para esterilizarlos, las tapas las dejamos menos tiempo.
  2. Los sacamos con cuidado de no quemarnos y lo rellenamos con la salsa.
  3. A continuación los introducimos al baño María durante 10 minutos para que se cierren herméticamente, introduciendo un paño en el fondo de la olla, colocamos los botes en la base con cuidado de que no choquen entre ellos, introducimos otro trapo encima y volvemos a colocar un segundo nivel de botes.
  4. Una vez trasncurrido este tiempo los retiramos con cuidado de no quemarnos y ya los podemos conservar durante varios meses.
  5. Para saber si se han cerrado herméticamente basta con presionar el centro de la tapa hacia adentro y si no se hunde es que están bien cerrado.

author-avatar

Cocinar y comer mejor en compañía. Y viajar todo lo que se pueda...

No Replies to "Tomate frito casero"

    Leave a reply

    Your email address will not be published.