Torrijas

Hoy toca la receta de torrijas de leche, uno de los postres fetiches por excelencia, acompañado del encanto de comerse solamente durante la Semana Santa. Consiste en una rebanada de pan mojada en leche o vino, rebozada en huevo, frita en aceite y endulzada posteriormente con azucar o miel y canela.

La forma de hacerlas es muy sencilla, el truco sin duda está en el pan y en el equilibrio de los ingredientes, para que queden sutiles y en el punto perfecto…ni sosas ni muy dulces, ni secas ni que se deshagan, ni insípidas ni muy aromatizadas… Ahí está la clave.

Recuerdo desde muy pequeño ver a mi abuela y a mi madre hacer unas bandejas enormes para toda la familia cuando venían a comer, y lo mejor cuando sobraban y podías atracar la bandeja una y otra vez. Cada una las hacía de forma diferente y yo me decanto por las de mi madre, a diferencia de las de mi abuela que las hacía en almibar.

Os vamos a dejar la receta de las que para mi son las mejores torrijas del mundo, sin duda, las de mi madre, aunque casi todos diréis lo mismo… como las de casa, en ningún sitio. Espero que las disfrutéis!!!


RECETA DE TORRIJAS

Cantidad: 12 rebanadas
Dificultad: Media
Tiempo: 1 hora

Ingredientes

  • 1 barra de pan de torrijas o brioche
  • 1 litro de leche entera
  • 2 ramas de canela
  • Canela en polvo
  • Azucar
  • Cáscara de limón
  • 1 vaina de vainilla
  • Aceite de Oliva VE
  • 3 o 4 huevos

Utensilios

Cacerola
Colador
Sartén grande y honda
4 bandejas
Batidor
2 palas

Preparación

  • Sacar 1 o 2 tiras de cáscara de limón sin cortar mucho de la parte blanca.
  • Abrir la vaina de vainilla por la mitad y con la ayuda de la punta del cuchillo o una cucharita sacar todas las semillas que tiene dentro. (Podéis guardarlas para darle uso en otras recetas).

Elaboración

  1. Ponemos un cazo a calentar con un litro de leche.
  2. Mientras se va calentando le echamos las dos ramas de canela, la vaina de vainilla, las dos cáscaras de limón y una cucharada de azucar. Queremos hacer una infusión de esto, así que no dejamos que llegue a hervir, si es necesario le bajamos un poco la temperatura. Cada cierto tiempo removemos suavemente los ingredientes.
  3. Cortamos la barra de pan en rebanadas diagonales de dos dedos de grosor y las colocamos en una bandeja honda, dejando holgura entre las rebanadas. No las apretéis porque al echar la leche van a aumentar considerablemente su tamaño, es preferible hacerlo en dos bandejas si fuese necesario.
  4. En este momento probamos la leche con cuidado de no quemarnos y si nos parece que está un poco sosa le echamos otra cucharada de azucar, lo dejamos un par de minutos más para que se deshaga.
  5. Retiramos la cacerola del fuego y con ayuda de un colador vamos echando directamente la leche por encima de las rebanadas de pan para que se empapen bien. (Es necesario que la leche esté caliente para que el pan se empape, de lo contrario nos costará, así que es preferible tener leche de sobra).
  6. Mientras las rebanadas se van empapando es recomendable girarlas de vez en cuando con cuidado de no partirlas.
  7. Ponemos una sartén con un buen chorro de aceite de oliva a calentar. El suficiente aceite para freir las torrijas.
  8. Batimos 3 huevos en un bol plano o plato hondo.
  9. Una vez que el aceite esté caliente pasamos las rebanadas por el huevo y las vamos friendo hasta dorarlas por los dos lados.
  10. Las vamos retirando del aceite a una bandeja grande con papel de cocina para que absorba bien el aceite sobrante.
  11. Cuando ya las tengamos todas fritas cogemos otra bandeja o plato hondo y echamos una buena cantidad de azucar y un par de cucharadas de canela, lo mezclamos bien y pasamos cada una de las torrijas por aquí, procurando cubrirlas bien.
  12. Las colocamos una a una en una bandeja honda y si fuese necesario las apilamos en dos alturas. Ahora es donde ocurre la magia, como están empapadas de la infusión caliente que hicimos al principio y recubiertas de azucar y canela, poco a poco van a ir soltando ese juguito y se van a empezar a mezclar los sabores para dejar en el fondo de la bandeja una especie de almivar espectacular que va a hacer que se mantengan mojadas y no se sequen.
  13. Y esto es todo, ahora solo queda no cerrar el pico en Semana Santa y a disfrutarlas!!!

Consejos

  • Echar leche de más al hacer la infusión por si nos quedamos cortos al empapar las rebanadas de pan, ya que si la leche no está caliente el pan no va a mojar bien por dentro.
  • En la receta pongo batir 3 huevos pero lo recomendable es tener un par más por si nos vamos quedando cortos de huevo según vayamos rebozando las rebanadas de pan. Y mejor añadirlos cuando nos hayamos quedado sin los 3 huevos batidos anteriores, no los cinco a la vez.

 

author-avatar

Cocinar y comer mejor en compañía. Y viajar todo lo que se pueda...

1 Reply to "Torrijas"

  • comment-avatar
    Marianne 12 abril, 2017 (12:56 am)

    Me dejaron flipando de amor y ganas con este vídeo!!!! No veo la hora de intentar esas torrijas de pili! Y estoy segura que todas las que he probado antes de van a quedar lejos comparado a estas! Muchos besos y saludes

Leave a reply

Your email address will not be published.